El diputado provincial de Santa Cruz que vive en Puerto Madero

zeuto.jpg

OLAF “PILO” AASET: EL ASCENDENTE OPERADOR DE KIRCHNER

Por Nicolás Fiorentino

Como es sabido, a los ya consagrados operadores kirchneristas Juan Carlos “Chueco” Mazzón y el ex cuñado del presidente Néstor Kirchner, Armando “Bombón” Mercado, quienes trabajaron a sol y sombra en varias provincias donde se dirimieron elecciones clave, en los últimos meses apareció el ex chofer, amigo íntimo del presidente, el empresario patagónico Rudy Ulloa Igor, como actor fundamental y de poder de decisión ilimitado.

Junto con él, apareció un nuevo nombre que empezó a ganar terreno y a hacerse un lugar como su brazo ejecutor: Olaf “Pilo” Aaset.El “Vikingo”, como lo conocen algunos, es un legislador provincial de la provincia de Santa Cruz –tiene mandato hasta este año- y es integrante del Consejo de la Magistratura provincial, que de a poco se fue acomodando bajo el ala de Rudy Ulloa, como un fiel y leal servidor y con su voto legislativo a entera disposición.

Así, por ejemplo, se convirtió en el principal impulsor en el Congreso santacruceño de la escandalosa renegociación petrolera con Pan American Energy.

En los últimos meses, ha paseado junto al empresario de los medios en Santa Cruz por distintas provincias, operando en Catamarca por Eduardo Brizuela del Moral –donde aseguran le “pusieron” la vice, Lucía Corpacci- y en La Rioja por Luis Beder Herrera, donde se anotó algunos puntos a favor con la Casa Rosada, en contraste con otras derrotas provinciales que si llevaron preocupación al despacho presidencial.

En contraposición, pagó por la derrota en Tierra del Fuego, donde le endilgaron a él y a Rudy su casi caprichosa decisión de apoyar a Jorge Garramuño, cuando por detrás se les filtró la finalmente victoriosa arista, Fabiana Ríos.

Tanto es su andar por el país, que su desinterés por su rol legislativo le acarrea fuertes críticas en su provincia.

Pero de las más leves, las peores apuntan a otros coloridos detalles de este extraño personaje.

El legislador de Puerto Madero

Extrañamente, el diputado patagónico no reside en su provincia, sino que desde hace más de tres años radicó a su familia en Buenos Aires, donde ocupa una oficina en el coqueto barrio de Puerto Madero.  

Es todo un bacán” aseguran fuentes que trabajan a su lado.

Allí pasa algunas horas mirando la avenida Alicia Moreau de Justo por la ventana, como vecino del jefe de Gabinete Alberto Fernández, aunque separados por el dique.

Posee algunos recuerdos de la Patagonia, un casco vikingo sobre la biblioteca y la colección completa de la revista Actitud, emprendimiento que encabezó con su amigo Rudy.

Por esto, el “diputado de Puerto Madero” es otro de los apodos que se ganó en sus tierras natales.

En los últimos tiempos, supo acompañar al candidato a gobernador bonaerense Daniel Scioli en algunos viajes, junto a Mercado y otros funcionarios, como la nueva secretaria de Industria, Leila Nazer, y Jorge Mayoral.Además, es vicepresidente de la fundación Primero Argentina, la nueva incursión del secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos “Chino” Zaninni, en agrupaciones K, tras la creación de Compromiso K. Estará viajando a Francia a ver el mundial de rugby y a visitar a Agustín Pichot, quien comanda el área de deportes de esta iniciativa.

De hecho, Aaset estuvo vinculado a Compromiso K, cuando suscitaban que Roberto Porcaro se encargaba de cooptar radicales y “Pilo” peronistas.

Primero Argentina se ubica en la esquina de Balcarce y Chile, en San Telmo, justo encima del famoso boliche Molière, propiedad en algún momento del santacruceño Carlos Granero, hermano de José “Bochi” Granero, titular del Cedronar. Incluso, fuentes porteñas señalaron que aún Granero controla el local de la noche porteña, las mismas que confirmaron que Aaset adquirió una casa en San Telmo donde planeaba poner un salón de exposiciones culturales, pero no pudieron confirmar si finalmente es el lugar que se usó para la fundación.

De enemigo a abogado de Kirchner

Nacido el 11 de octubre de 1959 en Río Gallegos, casado y con dos hijas que estudian en Buenos Aires, “Pilo” o “Pilín” –como suelen llamarlo sus más cercanos- estudió en el Colegio Nacional Nº1 de la capital santacruceña, donde tuvo que dejar en cuarto año para hacer el servicio militar.

Varios años después retomó sus estudios en un colegio nocturno, donde terminó el secundario.

De allí se trasladó a Buenos Aires, donde estudió Derecho en una universidad privada, para luego trasladarse de nuevo a la enseñanza pública, según contaron fuentes de la provincia.

Se vinculó al PJ local y se declaraba admirador del “Torito” Carlos Ruckauf, como le gustaba llamarlo aunque nadie sabia bien por qué.

Ya retornado a Santa Cruz, vivió el “caso del televisor”, como lo conocen en las frías tierras del primer mandatario.

La historia cuenta que cuando Kirchner era abogado, se vinculaba a firmas relacionadas con la cartera de morosos. Así trabajó con la financiera Finsud y con Eduardo Costa –firma del hoy candidato opositor en Santa Cruz-.

Con una de ellas, llegó a embargarle un televisor a Aaset, quien a partir de es suceso creó un incipiente odio hacia el recién ascendente abogado.

Fue fiscal en las clásicas internas del justicialismo provincial entre Arturo Puricelli y Kirchner, gestionando para el primero, cuando finalmente el hoy presidente se consagraba gobernador.

Pero un cambio fuerte sufrió su carrera política en 1995: el incipiente Frente Grande que movían a nivel nacional Carlos “Chacho” Álvarez y José Octavio Bordón necesitaba su casa en Santa Cruz y Aaset se encargó de desarrollarla, transformándose en el dirigente de esa línea de mayor ascendencia en la provincia.

Aquí es donde da el gran vuelco, cuando llamativamente se “kirchneriza” sin que queden registros de cómo fue ese proceso, aunque se descarta que fue Zaninni, su principal impulsor político, quien generó el vínculo.

“Le entregó el sello a Kirchner. Así, lo que kirchner nunca pudo lograr, que era cooptar al Frente Grande, lo logró comprando a Aaset”, confió una fuente conoce de cerca el andamiaje político en Santa Cruz.Aaset pasó llamativamente de ser enemigo político del jefe de Estado a su abogado personal, en una querella que inició Kirchner contra el abogado Dino Zafrani, ex titular de Asociación de Abogados de Río Gallegos, por calumnias e injurias, cuando éste sugirió cierta indulgencia con el entonces controlador de las minas de Río Turbio, el multi cuestionado empresario K Sergio Taselli.

La Guanaca Azul

El “Vikingo” supo tener un restaurante mirando a la ría de la capital provincial al que bautizó con el curioso nombre de “La Guanaca Azul”, del cual aparentemente ya se desligó por sus cada vez más demandantes actividades políticas.

Allí, señalan, va Kirchner a comerse unos ricos platos cada vez que visita su provincia.Ahora, su hermano abrió “El Muelle”, otro “boliche de primera línea” –confiaron voceros de Santa Cruz- en las instalaciones del Club Náutico.

“Todos sabemos que la plata la puso Pilo”, aclaró la fuente.Por último, su casa allí la estaría alquilando por una suma bastante alta, la cual a su vez estaría reinvirtiendo en campos costosos de la provincia, los cuáles llamativamente adquiere “a precio de amigo”.

Apuntado como “un tipo de muy pocas luces”, un “estudiante mediocre, de promedio cinco” y con una personalidad “apagada y disléxico”, Olaf “Pilo” Aaset vive hoy sus días de gloria: cercano al poder, revivido en su rol de operador político, y con las manos de Rudy, Zaninni y el propio Kirchner apoyadas en su hombro. No es poco. 

Anuncios

~ por d8xw en septiembre 12, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: