Vergonzosa Córdoba: ¿JUEZ APOYARÁ A CRISTINA KIRCHNER?

zbarolii.jpg

Juan Schiaretti (Unión por Córdoba) y Luis Juez (Frente Cívico y Social) volvieron a protagonizar un duro enfrentamiento verbal; mientras se aguarda con expectativa el recuento definitivo de los votos, por parte de la Justicia Electoral. 

 Schiaretti volvió a pedirle a Juez, a quien tildó de “aprendiz de Nerón” a “que deje de movilizar gente” y “apretar a la Justicia”. “Si los dirigentes tenemos la grandeza de respetar la ley se sale de la crisis (…) hoy reitero mi pedido de licencia porque si es necesario me voy a defender por las calles”, indicó el candidato oficialista.   

“Hay que ceñirse y atarse a lo que dice la ley, para mí lo que la Justicia decida en relación al escrutinio es lo que voy a acatar”, añadió.  

Schiaretti también apuntó sus dardos contra el jefe de Gabinete nacional; Alberto Fernández, a quien acusó de tener “empleadas oligarcas venidas a menos como Patricia Vaca Narvaja y Graciela Ocaña que andan fogoneando para romper la institucionalidad”.

“Yo sí he recibido la felicitación del ministro del Interior, Aníbal Fernández”, agregó.  

“Fernández lo único que ha hecho a lo largo de todo este proceso electoral es apoyarlo a Juez, si perdió que deje actuar a la Justicia y no venga aquí a entrometerse a través de esta oligarca venida a menos, Patricia Vaca Narvaja, a la que el justicialismo le regaló su banca”, sostuvo.   

Schiaretti dijo que a Juez “no le interesan las instituciones de Córdoba, quiere dividir los habitantes de la capital y el interior, ha pretendido apretar groseramente en la calle”, en ese sentido dijo que el intendente cordobés busca “un golpe de Estado” o “anular la elección” a partir de su pedido de que se cuenten nuevamente los votos, uno a uno.  

Por su parte, Juez insistió en que para desactivar la situación de crisis hay que “abrir las urnas y contar de nuevo todos los votos”.  

“Tenemos que escuchar a (José Manuel) De la Sota haciéndose el estadista, De la Sota dijo que se iba a ir como Ricardo Lagos y se está yendo como Alberto Fujimori por la corrupción.

Yo me voy a ir con la frente alta, quiero que contemos los votos uno a uno, quiero que actuemos con inteligencia, vamos a preservar la paz social y también la tienen que garantizar quienes tienen la capacidad de gobernar”, sostuvo.  

“Nos han robado la elección de la peor manera, nos metieron la mano en el Correo”, reiteró el intendente, en declaraciones a Radio Universidad.  “Vamos a recurrir ante la jueza, al Tribunal Superior de Justicia y seguramente terminaremos ante la Corte Suprema.

Ya ni me importa ser Gobernador, lo que me importa es la verdad, es la búsqueda de la verdad y la verdad es lo que se ha robado el día domingo”, concluyó.  

 El análisis. Los abogados que el jefe de Gabinete Alberto Fernández acercó a Luis Juez para que lo ayuden en sus denuncias de fraude no parecen suficiente consuelo para el candidato cordobés que sigue sosteniendo que el kirchnerismo aliado con el delasotismo le robó la elección, en un episodio que lleva a preguntarse sobre la fortaleza de la democracia argentina. 

La gran pregunta que recorre hoy el poder es cómo hará Alberto Fernández para contener a Juez y evitar que apoye a algún candidato opositor como Lilita Carrió con quien ya antes de la elección había tendido discretos puentes. 

Es que el referente de Juez en el gobierno era el jefe de Gabinete, quien en su ensayo de construcción “transversal” le prometió meses atrás total respaldo de la Casa Rosada para derrotar a José Manuel de la Sota, un peronista de relación tensa y zigzagueante con el kirchnerismo. 

Luego cuando en el gobierno vieron que en la misma jornada corrían el riesgo de perder Córdoba y Santa Fe, apuraron un acuerdo forzado con De la Sota –para al menos simular un triunfo-, y habilitaron al secretario de Transporte Ricardo Jaime para que cooptara al hasta entonces juecista, Pichi Campana, y la mismísima Cristina Kirchner concurrió al cierre de campaña de Juan Schiaretti que aparecía como claro ganador, consolidando así la Primera Dama a la luz de los resultados su fama de “mufa”. 

Así las cosas, el domingo pasado el tiro le salió por la culata al kirchnerismo y ahora el gobierno se encuentra en el peor de los mundos: acumula los recelos del delasotismo y de Luis Juez, que le reprochan su exceso de especulación que derivó en este empate técnico que tiene sumió a Córdoba en una grave crisis política.

Mismo exceso de maquiavelismo que los llevó, por ejemplo, a perder Tierra del Fuego. Lilita Carrió aprovecha Carrió aprovechó hoy la situación para acercar a Juez a su terreno, conciente que los votos que sacó en Córdoba no son poca cosa de cara a octubre. 

La líder de la Coalición Cívica afirmó que el “posible fraude” en las elecciones de Córdoba “mata la democracia”, y expresó su “absoluta solidaridad” con Juez. “La falta de transparencia y el posible fraude en esa elección daña la democracia, mata la democracia”, aseguró Carrió minutos antes de presentar su propuesta de justicia junto al constitucionalista Daniel Sabsay y Marcela Rodríguez en la capital. “Estas elecciones muestran, también, hasta que punto habrá que controlar las urnas en octubre”, anticipó Carrió.  

Anuncios

~ por d8xw en septiembre 5, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: