Argentina: El misterioso caso de la valija con 800.000 dólares

supervi.jpg

El pájaro dijo: “soy un soldado” y voló a los E.E.U.U 

“Por las informaciones que aparecen, da la impresión de que se hubiesen tomado tres días para plantar un perejil y hacernos creer que se trata de una simple infracción de importancia menor”. “Esto nos recuerda a la década del noventa, cuando las valijas con dinero de Amira Yoma ingresaban sin control alguno de la Aduana gracias a la complicidad de funcionarios del Gobierno”. 

El Superintendente Nacional de Administración Tributaria de Venezuela, José Gregorio Vielma Mora, aseguró que ya fue detectado el aeropuerto del cual partió el vuelo privado con rumbo a la ciudad de Buenos Aires, en el que viajaba un ciudadano de nombre Guido Alejandro Antonini Wilson, a quien las autoridades aduaneras de esa ciudad le incautaron una maleta con 800.000 dólares en efectivo que no fueron declarados.

“El avión de marca norteamericana alquilada por una empresa argentina sale del aeropuerto de Charallave”, indicó el Superintendente quien precisó que la ruta de la aeronave además de partir del aeropuerto Caracas, “va y hace aduana o hace el control, lo que llaman hacer el patrón de vuelo hacia Argentina, lo hace en el aeropuerto Internacional de Maiquetía en la zona de aviones privados en la parte auxiliar y al presentar el patrón de vuelos salió hacia la República Argentina”. 

Son tres los funcionarios de Kirchner que viajaban con la valija   

Responden al ministro Julio De Vido y viajaban en el mismo avión en el que el sábado ingresó a la Argentina un empresario venezolano con 800.000 dólares no declarados.    

Julio De Vido complicado por el escándalo de la valija   

El interventor del Ente Regulador de Autopistas, Claudio Uberti, un hombre cercano al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, viajó en el vuelo privado en el que un ciudadano venezolano transportó este fin de semana una valija con 800 mil dólares, confirmó la Justicia. S

i bien en un principio la fiscal María Rivas Diez sólo corroboró la existencia de un pasajero con ese nombre, fuentes judiciales confirmaron esta tarde que se trata del funcionario, que trabaja bajo la órbita del Ministerio de Planificación.  

La fiscal inició la investigación de oficio y por encontrarse de turno, para corroborar si, además de la infracción aduanera por haber intentado el ingreso de esa suma de dinero al país de manera subrepticia, hay elementos para determinar la posible existencia de otro tipo de delitos.  

Según se explicó, podría tratarse además de un intento de contrabando, pero hasta el momento la funcionaria judicial se encuentra en la etapa de recopilación de prueba y, en caso de contar con elementos suficientes, radicará la denuncia penal para que se inicie una investigación formal.  

De este modo, el hecho que se conoció de manera confusa el lunes, el mismo día de la llegada del presidente venezolano Hugo Chávez a la Argentina, adquirió hoy mayor dimensión.

Igualmente, Uberti fue denunciado penalmente hoy en la Justicia por el peronista bonaerense Ricardo Mussa, varias veces candidato a Presidente, causa que recayó en el juzgado federal número dos de Jorge Ballestero.  

Mussa solicitó que se investigue si Uberti integraba el grupo de cinco personas que arribó al país en un avión Cessna 750 X, registrado a nombre de una empresa norteamericana de taxis aéreos.

En su escrito ante la Justicia Mussa reclamó que “se investigue cómo y para quién ingresaron estos fondos” y que se dispongan “urgentes diligencias” para arribar “a la verdad”.  

En su denuncia, pidió que el juez cite a declarar al ciudadano en cuestión, quien se encuentra en libertad, y a la comitiva del presidente venezolano, Hugo Chávez, para que se aclare ese punto. Durante la jornada de este miércoles la fiscal interrogó al personal de Aduana y de la Policía Aeroportuaria que tomó contacto con el dinero y labró el acta de hallazgo.  

Según trascendió, la madrugada del sábado Guido Alejandro Antonini Wilson, de 46 años, con pasaporte venezolano y norteamericano, ingresó en un vuelo privado por el aeroparque metropolitano una valija con 800 mil dólares.  Una vez que se descubrió el dinero, personal aeronáutico procedió a su conteo y el ciudadano venezolano permaneció en el lugar, aunque no fue detenido. 

 La fiscal confirmó también que junto con Claudio Uberti viajaban en el avión “Victoria Carolina Bereziuk, Ezequiel Espinoza, personas de apellido Cardozo, Uzcateguy, Berens Ramírez y Ávila, además de Antonini Wilson, que es quien llevaba la valija”.  

La Justicia confirmó ayer que Claudio Uberti -hombre clave de Néstor Kirchner para las relaciones comerciales y políticas con Hugo Chávez, que reporta además a Julio De Vido- integraba el vuelo privado (Caracas-Buenos Aires, 7 personas) en el que un venezolano, Alejandro Antonini Wilson, fue sorprendido en la Aduana con la valija con 800 mil dólares.

También viajaban la joven jefa de Relaciones Públicas de ese mismo ente, Victoria Carolina Beresiuk, y el director de la estatal argentina ENARSA, Exequiel Espinosa.  

El chárter costó entre 60 y 90 mil dólares y fue pagado por ENARSA, empresa que emitió un largo comunicado explicativo sobre el caso.  Junto a los tres argentinos, viajaban cuatro venezolanos: tres, altos funcionarios de la poderosa central petrolera de ese país (PDVSA), y un cuarto sin pasaporte oficial que se reconoció portador del portafolio con los dólares.  

El personaje, Guido Antonini Wilson, sorprendentemente ya partió de la Argentina anteayer -dicen que al Uruguay- con paradero conocido sólo para pocos, sin reclamar por ahora los 800 mil dólares que le incautaron. Hombre de despreocupada fortuna, sin duda.  

Como no había ninguna orden de detención judicial o prohibición de salir del país, Wilson se embarcó a las 6 de la madrugada en el vuelo 1201 de Aerolíneas Argentinas con rumbo a Montevideo sin haber retirado al menos los 400 mil dólares.

Este resto es de su propiedad luego de que se le descontara una multa en concepto de una infracción aduanera por no haber declarado el dinero.  

Una diez horas más tarde de su salida, un agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) afirmó ante la fiscal Luz Riva Diez que “Wilson intentó sobornar” a los empleados de la Aduana y de esa fuerza de seguridad para que no lo denunciaran.

Todo en el medio de una dura interna entre la Justicia, la Aduana, la PSA y otros sectores del Gobierno por este incidente. 

El “inédito” hecho es casi una réplica chapucera, aunque sobrevaluada, del affaire de la ministra Felisa Miceli (con el sobre de dinero encontrado en su baño).

O, recordando valijas, a las Samsonite de Amira Yoma en tiempos de Menem y, las más cercanas, en tiempos kirchneristas, del todavía no resuelto y primer escándalo de este gobierno, el de Southern Winds.

 

Anuncios

~ por d8xw en agosto 10, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: