Robo para la jubilación

•junio 30, 2008 • Dejar un comentario

 

Robo para la jubilación:

Moyano se compró una aseguradora de 10 millones de pesos

 

El 8 de julio puede perder el liderazgo de la CGT, pero sin trabajo no se va a quedar. El todopoderoso sindicalista K Hugo Antonio Moyano y el clan familiar que encabeza acaba de comprar una importante compañía de seguros, por la que pagó más de diez millones de pesos, según publica diario Perfil.

 

Adquirió la compañía Juncal SA, una de las más reconocidas en el mercado, y la rebautizó Caminos Protegidos SA.

 

Pablo Moyano es el flamante vicepresidente y su hermana Paola es directora suplente.

 

La flamante adquisición del dirigente camionero es Juncal Compañía de Seguros Sociedad Anónima, una de las tres firmas de un grupo con reconocida trayectoria en el mercado. El objetivo de la operación parece estar claro desde el mismo nombre de fantasía con el que rebautizaron a la compañía: “Caminos Protegidos Sociedad Anónima”. Es decir, la idea consiste en ofrecer los servicios de seguros de transporte, seguro de vida y ART al creciente sector de los camioneros, un tercio de ellos afiliados al gremio que conduce la familia.

 

La operación comercial se blanqueó en mayo de este año, cuando dos hijos del líder de la CGT fueron incluidos en el directorio de la compañía. El flamante vicepresidente de Juncal es Pablo Hugo Antonio Moyano (37), secretario adjunto de Camioneros.

 

Y una de las directoras suplentes es María Isabel Paola Moyano (36), hija de Hugo, el secretario general.

 

 Pero no constituyen el único nexo entre la compra de Juncal y el Sindicato de los Moyano. Todos los integrantes del directorio pertenecen a la cúpula de Camioneros o son familiares de trabajadores del gremio, o de la Federación Nacional que administra el propio Hugo.

 

Además, la dirección donde funcionará la aseguradora es la misma en donde opera la Mutual de Camioneros.

 

Esta información está disponible en la Inspección General de Justicia (IGJ) y en la página web de la Superintendencia de Seguros de la Nación. La transferencia fue confirmada también a PERFIL por una fuente del Sindicato de Camioneros, un representante de Juncal SA y especialistas del mercado.

 

 Los negocios. La sociedad, que ahora manejan los Moyano, no opera desde hace tiempo, pero tiene permiso de la Superintendencia de Seguros de la Nación para funcionar en varios ramos.

 

 Con el sello de Juncal el Sindicato de Choferes podrá asegurar camiones, emitir pólizas de vida e intervenir en seguros patrimoniales de todo tipo. Si lo deseara, en un año no sólo recuperaría la inversión, sino que cosecharía ganancias siderales.

 

Sólo con las pólizas de vida colectivas contributivas, que pagan los empleados, podría obtener millones de pesos. La ecuación es sencilla. De entrada, la potencial cartera de clientes la tiene bajo el brazo: son los 140 mil afiliados que declara tener el Sindicato. Si todos ellos se aseguraran con Juncal, recaudarían más de 50 millones de pesos. El cálculo se obtiene con un promedio por beneficiario de 360 pesos anuales. Si además el gremio ganara como clientes a todos los choferes que trabajan en el país –se calcula que hay 450 mil en total- sacaría una tajada de 160 millones de pesos al año.

 

Las primas colectivas no contributivas, que abonan las empresas por obligación pueden engrosar la caja camionera. Las primas que se pagan, en promedio, son de 500 pesos anuales. Para 140 mil camioneros la cifra que mueve el negocio es de 70 millones de pesos. Para la totalidad de los conductores, el movimiento de dinero es superior a los 220 millones de pesos anuales.

 

El otro sector de seguros en el que puede invertir Juncal es el de bienes patrimoniales, que es aún más rentable: la cobertura de un camión le cuesta al propietario en promedio 12 mil pesos al año. Si se tiene en cuenta que hay en la calle 450 mil vehículos, este mercado, en su conjunto, mueve más de 5 mil millones de pesos anuales.

 

¿Qué tan difícil podría ser para Juncal meterse en este rubro? No mucho. Para empezar, porque el Sindicato controla la mano de obra de las transportistas.

 

¿Utilizarán, como otras veces, a los choferes para presionar a las empresas? ¿Cuánta resistencia a comprar seguros de Juncal podrían oponer los dueños de los camiones, si los choferes afiliados al Sindicato hicieran un paro de actividades? En la actualidad son 12 las aseguradoras que se disputan esa clientela. Para los que ya operan en el rubro, “se trata de un sector complejo, con alto riesgo, por lo tanto no es para cualquiera”.

 

 Pero las imágenes de los sindicalistas bloqueando las plantas cementeras, obstaculizando el transporte de bebidas o paralizando la distribución a los supermercados chinos permiten recordar que, en la práctica, quienes están en el Sindicato de Camioneros no son precisamente “cualquiera”.

 

La ART es otra veta a explorar por la flamante propiedad del gremio. Aunque para eso debe establecer, como obliga la legislación, una aseguradora de riesgo del trabajo, es decir, una empresa aparte. Sin embargo, esto no sólo no está fuera del alcance de los Moyano sino que en las compañías rivales creen que los sindicalistas quieren echar mano allí.

 

Huellas digitales. Además de los Moyano, la nómina del directorio de la nueva empresa está poblada de camioneros sindicalistas, que ante las consultas de PERFIL prefirieron mantener silencio sobre la operación. “Nos reunimos y decidimos que no vamos a hablar sobre el tema”, dijo Emilio Alfredo Puebla, uno de los directores titulares de la flamante sociedad comercial, tesorero de la obra social de Camioneros. Pablo Moyano también fue expeditivo: “Nosotros con ustedes no hablamos”.

 

 Los otros directores titulares y suplentes de Juncal también ocupan cargos en el gremio: Omar Pérez es el secretario de Políticas de Transporte; Raúl Altamirano es el secretario fiscalizador; Octavio Argüello es vocal 1º; Claudio Norberto López es el secretario de Acción Social; Roberto Luis Boscolo es secretario gremial interno; Gabriel Aparicio es revisor de cuentas titular; Marcos Walter Vivas es el secretario de Organización; Osvaldo Luis Gabrielli es vocal; Miguel Ángel Enríquez es secretario de la Mutual; y Pedro Elías Mariani es secretario gremial de la Federación Nacional de Camioneros.

 

Caminos protegidos. Un abogado del grupo Juncal, Federico González Gale, confirmó a PERFIL que una de las tres empresas que ellos gestionaban fue vendida en febrero, aunque dijo desconocer al comprador “porque no participé de la transacción”. Sin embargo, otro ejecutivo de Juncal reveló que fue el propio Hugo Moyano el que participó de la operación. “Ellos nos dejaron como domicilio de referencia el Sindicato. Estoy justamente tratando de ubicarlos para acercarles documentación de la empresa que compraron”, precisó.

 

Antes de la venta, el grupo transfirió sus otras dos firmas (Seguros de Vida SA y Autos y Patrimoniales SA) parte del capital de Juncal. “Aunque no puedo ofrecer detalles, sé que la operación fue por más de diez millones de pesos”, confirmó la misma fuente.

 

Previo a la transferencia de capital, la empresa contaba con activos por más de 15 millones de pesos. En la Superintendencia hoy todavía no hay números actualizados de la compañía.

 

Desde adentro del Sindicato, un dirigente confirmó que Juncal fue comprada por el gremio, aunque trató de evitar especulaciones al decir que de ninguna manera la utilizarán “para operar en el mercado. La intención es asegurar con ella los bienes patrimoniales de Camioneros, como los countries, hoteles o edificios”. “De todos modos nos metimos en un problema, porque manejar una empresa de seguros es más difícil de lo que creíamos”, indicó la fuente. Oficialmente, PERFIL no obtuvo respuesta del gremio.

 

 Según confiaron a este diario fuentes del grupo Juncal, lo que adquirió Moyano es el sello de la empresa. “La SA no tenía patrimonio al momento de la venta, pero sí las autorizaciones para operar en distintas pólizas”, explicó un apoderado legal.

 

El beneficio de adquirir la firma es, por un lado, saltar por encima de la burocracia que implica poner en funcionamiento una aseguradora. Y por el otro, apoderarse de un sello que tiene varios ramos habilitados y un nombre reconocido.

 

Desde la Superintendencia de Seguros de la Nación precisaron que el grupo Juncal es de antigua data por lo que sus empresas tienen habilitación para operar en varios rubros. “Esa es una diferencia con las nuevas, porque ahora se crean compañías separadas para cada especialización. Por ejemplo, un mismo grupo opera una firma para seguros de vida y otra para seguros patrimoniales”.

 

Estas dos firmas ya las tiene conformadas el grupo Juncal. La empresa que vendió, de seguros generales, tiene autorización para funcionar en pólizas de vida, transporte, autos, siniestros, sepelios, responsabilidad civil, combinados e integrales, entre otros.

 

 Un clan que se expande. ¿Es la compra de Juncal un simple negocio al servicio de los afiliados? Suena difícil de creer. Moyano dejó de ser, hace rato, un sindicalista más. Se convirtió, durante la era Kirchner, en el líder de una organización que respalda y ejecuta las políticas oficiales.

 

Moyano y su Sindicato no pararon de crecer en los últimos años. Además de construir para sus afiliados hoteles lujosos, ofrecerles servicios de turismo y cobertura médica, los gremialistas libran batallas para engrosar su padrón de afiliados. Porque la “tropa” es lo que les da fuerza. Es su boleto de entrada al poder. En los 80 tenían sólo 20 mil adherentes, una cifra que en dos décadas, se multiplicó por siete. El clan Moyano tiene las puertas abiertas en la Casa Rosada y en el PJ, los lugares desde donde hoy se gobierna la Argentina.

 

Pablo tomó las riendas de Camioneros para que su padre se ocupara de la conducción de la CGT. Su otro hijo, Facundo, maneja el sindicato de empleados de las concesionarias de peajes. Karina Beatriz, otra de sus hijas, trabaja a su lado en la central obrera. Y ahora Paola se suma a los negocios de la familia. Los Moyano extendieron su imperio más allá de la actividad gremial. Su apellido, hoy, aparece asociado a constructoras y empresas recolectoras de residuos. Y la aseguradora pasó a ser parte de un grupo sin fronteras.

 

 La familia trabajadora

 

 “Con Pablo no se puede ni hablar. No es como Hugo. Pablo es muy patotero”. La queja se escucha en los despachos de varios ministerios nacionales. También se oye en la Casa Rosada.

 

 Pablo cumplirá en breve 38 años. Tiene muchas cosas en común con papá Hugo. Comparten el fanatismo por Independiente, la conducción sindical y los métodos combativos. El salto de Hugo a la CGT lo posicionó al hijo mayor como el mandamás del gremio de los choferes. Y mal no le fue. Camioneros engrosa sus filas y extiende su poder en todo el territorio nacional. Prueba de ello fue la cooptación de afiliados en el sector de los recolectores de residuos.

 

Juan Facundo Moyano (23) vivió hasta 2005 en Mar del Plata. Pero ese año inició el camino de Hugo y Pablo. Se convirtió, casi por sorpresa, en dirigente gremial. Trabajando en los peajes de las concesionarias y afiliado a Uecara (el gremio que agrupa a los trabajadores del sector) creó su propio Sindicato Único de Trabajadores de Autopistas (SUTPA) y empezó con la cooptación de afiliados al gremio que, hasta entonces, había sido un aliado de la familia Moyano.

 

Se lo vio en público, por primera vez, levantando las barreras de los peajes de la Autopista La Plata-Buenos Aires (trabaja en las cabinas de Hudson) en reclamo de mejoras salariales.

 

De Karina Beatriz (35), una de las dos hijas de Moyano, se sabe poco. Karina trabaja al lado de su padre en la CGT.

 

María Isabel Paola Moyano (36) surgió a la luz pública con la nueva adquisición de los Moyano, la aseguradora Juncal. Hasta ahora sólo se sabía que hace poco le habían entrado a robar en su casa. También que está casada con el presidente del Club Barracas Central, Claudio Tapia, un ex dirigente camionero.

 

En el clan Moyano tienen un rol preponderante la ex esposa y la actual pareja de Hugo. Olga Mariani es la madre de sus cinco hijos, y tiene pasado sindical. Liliana Zulet, en tanto, también mantiene vínculos con el sindicato de Camioneros.

 

 Las otras ramas del imperio Moyano

 

Los negocios del clan Moyano paralelos a la actividad sindical dejan huellas cada vez en más rubros. El reempadronamiento de afiliados de las empresas recolectoras en Camioneros hizo saltar el vínculo entre la familia de Hugo y la empresa de recolección de residuos Covelia SA, que opera fuerte en el Conurbano bonaerense.

 

 En ediciones anteriores, PERFIL informó sobre la rebelión de los intendentes del Conurbano ante las supuestas presiones del Sindicato de Camioneros para que Covelia se quedara con la concesión de la basura. Se trata de una empresa que actualmente opera en San Miguel, Quilmes, Escobar, Lomas de Zamora, Lanús, Esteban Echeverría y Merlo.

 

 Varios jefes comunales dijeron en off the récord que tanto Hugo como Pablo habrían actuado como “lobbistas” de Covelia para que se les otorgue la concesión del servicio.

 

 En una ocasión, ese lobby fue público. En noviembre de 2006 el propio Pablo le ofreció al intendente de Necochea, Daniel Molina, que Covelia se quedara a cargo de la recolección. Lo hizo en medio de un paro de los camioneros que paralizó el servicio, en ese entonces en manos de otra empresa.

 

 Otra pata de los Moyano está en la construcción. Según investigaciones realizadas también por PERFIL en una edición del 12 de noviembre de 2006, la constructora Jewerly Fashion SA, estaría administrada por su actual pareja, Liliana Zulet. Jewerly estuvo a cargo de la refacción del sanatorio de los Camioneros en Mar del Plata y de la construcción del Hotel 15 de Diciembre, que fue inaugurado en agosto de 2006 con la presencia de los entonces presidente, Néstor Kirchner, y Primera Dama, Cristina Fernández.

 

 Zulet además manejaría una gerenciadora de salud Iarai SA (que es la empresa que le paga el sueldo a la pareja de Hugo), que tiene negocios con la obra social de los camioneros.

 

El clan también tiene participación en el Belgrano Cargas. Con motivo de la renegociación de la concesión del ferrocarril, el grupo de Franco Macri se unió a dos sindicatos: Camioneros y La Fraternidad. Estos dos últimos se incorporaron como accionistas, junto al conglomerado Roggio e inversores chinos. Camioneros se quedó con el cuatro por ciento de las acciones y con la alternativa de nombrar a uno de sus directivos.

 

 El plan para la reprivatización del Belgrano Cargas (que manejaba la Unión Ferroviaria) estipuló una inversión de 860 millones de pesos para los próximos 24 años.

 

 

Anuncios

Dos versiones de la fábula de La hormiga y la cigarra

•abril 21, 2008 • Dejar un comentario

 

Ø       Versión Clásica

 

– La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante.

– Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno.

– La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando.

– Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

– La cigarra tiritando, sin comida y sin cobijo, muere de frío.

 

 

Ø      Versión Argentina

 

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante.

Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno.

 

La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando.

 

Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

 

La cigarra tiritando organiza una rueda de prensa en la que se pregunta por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida cuando quiere, cuando hay otros, con menos suerte que ella, que tienen frío y hambre.

 

La televisión organiza un programa en vivo en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades y a la vez muestran extractos del video de la hormiga bien calentita en su casa y con la mesa llena de comida.

 

Los argentinos se sorprenden de que en un país tan prospero como el suyo dejen sufrir a la pobre cigarra mientras hay otros que viven en la abundancia.

 

Las asociaciones contra la pobreza y DD.HH., se manifiestan delante de la casa de la hormiga.

 

Los periodistas organizan una serie de artículos en los que cuestionan como la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra e instan al gobierno a que aumente los impuestos de la hormiga de forma que estas puedan vivir mejor.

 

Respondiendo a las encuestas de opinión, el gobierno elabora una ley sobre la igualdad económica y una ley con carácter retroactivo, anti-discriminación.

 

Los impuestos de la hormiga han aumentado y además le llega una multa porque no contrató a la cigarra como ayudante en verano.

 

Las autoridades embargan la casa de la hormiga, ya que esta no tiene suficiente dinero para pagar la multa y los impuestos.

 

La hormiga se va de Argentina y se instala con éxito en Suiza.

 

La televisión hace un reportaje donde sale la cigarra con sobrepeso, ya que se ha comido casi todo lo que había mucho antes de que llegue la primavera.

 

La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para cigarras y se deteriora al no hacer su inquilino nada para mantenerla en buen estado.

 

Al gobierno se le reprocha no poner los medios necesarios. Una comisión de investigación que costará $100 millones se pone en marcha.

 

Entretanto la cigarra muere de una sobredosis. Los medios de comunicación comentan el fracaso del gobierno para intentar corregir el problema de las desigualdades sociales.

 

La casa es ocupada por una banda de arañas inmigrantes.

 

El gobierno se felicita por la diversidad cultural de Argentina.

Muy cerca del epílogo de la burla

•abril 18, 2008 • Dejar un comentario

Muy cerca del epílogo de la burla

 

 Quien esto escribe, ha tenido acceso a los detalles de ese encuentro: Era la primera vez en los últimos cinco años que el oficialismo aceptaba recibir dirigentes de un sector cuyo motivo de entrevista no era el halago…

 

Por el Lic. Gustavo Adolfo Bunse

  

Piérdase ya mismo la esperanza de que ocurra algún cambio bajo esta dinastía de tránsfugas de la moral.

 

Piérdase ya mismo la menor creencia en que los mercaderes de la infamia y de la deshonra van a advertir que están dirigiendo el barco hacia las rocas y que, por eso, se lo van a poner irremediablemente de sombrero.

 

La semana pasada, la presidente aceptó recibir a los dirigentes del agro.

Lo hizo en forma personal… y con una inusual cordialidad.

 

Quien esto escribe, ha tenido acceso a los detalles de ese encuentro:

Era la primera vez en los últimos cinco años que el oficialismo aceptaba recibir dirigentes de un sector cuyo motivo de entrevista no era el halago.

 

Toda la buena fe de esta señora, consistió en lo siguiente: Los escuchó a cada uno en forma individual. Anotó todo.

 

Sonriendo, les dijo que todo se iba a solucionar y que los detalles técnicos los arreglaría Alberto Fernández, a partir de la tercera semana de abril.

 

Apenas terminó la reunión, esta mujer procedió como el peor tahúr.

 

Por intermedio de su secretaría privada le dio la orden al famoso jefe de medios y comunicación social (Albistur) para que se hicieran con urgencia 2 spots para televisión y radio en los que se explicara a la población una versión sesgada del reclamo del agro y una fundamentación parcializada de las ventajas de la posición del gobierno.

 

Los spots se hicieron a velocidad de rayo y se pusieron al aire en horas.

 

 Dicen, entre otras cosas: “vos no sos un productor agropecuario… vos cobrás en pesos”.

 

Es decir, en medio de una negociación en la que se miraron a la cara y en la que parecía campear la buena fe, la jugarreta de fullero fue perpetrada a los cinco minutos, anticipando de ese modo públicamente un resultado que fulminaba por completo todas y cada una de las aspiraciones del agro predisponiendo la opinión de la gente para el caso de otro eventual paro.

   

No van a cambiar. Demos esto por seguro.

 

Como en el tango “Mala suerte”, “yo no puedo prometerte… cambiar la vida que llevo… mala suerte si ando solo… el culpable soy de todo… ya que no puedo cambiar”

 

La profunda sensación de vacío institucional, que ha forjado con paciencia esta rara especie de gestión conyugal del medioevo, con el sometimiento pleno del Congreso, con la pulverización de los partidos políticos, con el uso de los superpoderes y con la parálisis absoluta en materia de seguridad pública, se ha agravado muchísimo hoy con la aparición de dos factores: La crisis del campo, hoy en curso de emparche y la inflación, hoy con el disfraz roto… de atrás y de adelante.

 

Las extravagancias de Guillermo Moreno, las órdenes del gobierno paralelo de Puerto Madero y la estatización de SIDOR perpetrada por el amigo íntimo Hugo Chávez, agregan ahora una nueva dosis de sospecha inédita contra un gobierno realmente absurdo, irresponsable y farsante.

 

La inflación oficial de marzo pertenece a uno de los capítulos más escabrosos de una novela de Edgar Alan Poe que ya no puede ingresar a escena sin pagar antes el precio de la más grave certeza de farsa, diseñada por este matrimonio, que parece ignorar por completo el efecto inverso que ya empiezan a producir sus falsedades: La incredulidad que ya se halla instalada en la ciudadanía por causa de esa burla realmente infantil.

 

Y cualquier comunicación oficial de porcentuales de crecimiento, de pobreza, de desempleo o de niveles de la variable más recóndita que sea, se derrumba en pocos minutos, contaminada por los vapores malsanos y absolutamente truchos que induce a respirar la señora que dirige nuestros destinos por cualquier lugar que transite.

 

La ridiculez, cuando se mezcla con la tragedia, empieza por fulminar la objetividad y termina por convertir a cualquier enfoque moral que se quiera ensayar sobre ella, en una farsa.

 

Un hecho trágico puede acaso estar perfectamente contenido en una fábula y puede incluso no necesitar demasiados apoyos en la realidad o en la verdad, para esquivar el ridículo.

 

La fábula puede sobrevivir inclusive más allá de lo mitológico o de alguna esencia simbólica que quiera justificar su vigencia.

 

Pero el germen de lo ridículo… extingue los mitos y las realidades.

 

Impacta de inmediato sobre todos los hechos, desbarata todas las fábulas y resquebraja así la base de cualquier lógica seria.

 

Argumentos, causas, explicaciones, razonabilidad, contexto y validez, se desparraman en mil pedazos muy pequeños que ya nadie puede ni quiere rearmar, por cuanto cualquiera que se acerque al escenario, queda fatalmente atrapado entre esos pedazos y allí pasa a formar parte de tal paisaje grotesco, aunque no se lo proponga.

 

El Ministro Lousteau y su aparente funcionario subalterno, el Secretario de Comercio Guillermo Moreno, se maquillaron con la misma pintura y se ajustaron con un elástico, una nariz de payaso que los puso a la vista de todos en un estado de completa imbecilidad.

 

Pero un payaso, en su simpática ridiculez, muchas veces no logra provocar ni media sonrisa. En ocasiones sólo da lástima y, sin que lo trágico lo despegue un milímetro del ridículo, su gloria efímera no alcanza para pagar ni siquiera un poco de su estupidez mal ensayada.

 

Así quedó en escena el desesperado manotazo que el gobierno le quiso hacer a las retenciones y la inmediata comunicación de una inflación que ya colma sobradamente todos los denuestos conocidos a la inteligencia del más desprevenido.

 

El pronóstico que se puede hacer sobre esta negociación es bastante sencillo: Van derecho a naufragar.

 

Será como la apertura y el cierre de un telón raído, con el escenario plagado de payasos y con el público transido de incredulidad.

 

La voz oficial ya hace temblar de envidia a Marcel Marceau y hasta llega a desplomar los elogios de su gran obra “El Pierrot de Montmartre”.

 

Lo que ocurre en este país a cada instante en ese famoso atril donde el monólogo de la comunicación oficial es lo más parecido al bando real de una monarquía autista, es sin duda el saldo módico de un libreto en el que, lo grotesco y lo burdo compiten con las mismas armas de plástico para insultar impiadosamente a la inteligencia humana.

 

Los actores de esa “obra”, ya entran a destiempo y se olvidan la letra.

 

La luz del escenario parpadea, o se apaga por completo.

 

El decorado tambalea o se cae con tanto estrépito que a nadie se le ocurre levantarlo para no sumar otra vergüenza gratuita a un terrible momento de sonrojos.

 

Los payasos y los actores ni siquiera atinan saludar, cuando se van.

 

Mudos y silenciosos, dejan todo como está…

La sala queda vacía.

 

Y los espectadores, perplejos, sienten que ya ni siquiera será posible quejarse por una estafa o pedir que les devuelvan el valor del ticket.

 

Acaso alguno de ellos dude sobre si ha sido una falla humana o una burla.

 

Pero ya nadie dará chance para cualquiera de ambas opciones.

Será… cuando estemos muy cerca… del epílogo de la burla. 

El Dr. Bernardino Zaffrani nos envía su denuncia

•abril 13, 2008 • Dejar un comentario

SE PRESENTA – MANIFIESTA

 

Al Sr. Presidente de la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación

 

Bernardino Zaffrani, abogado, en los autos caratulados “Mercado Romina de los Angeles c/ Dr. Zaffrani Bernardino (Juez subrogante)”, Expediente Nro. 188/2007, me dirijo a Ud. y declaro:

 

Que en los términos del art. 21, vengo a presentar mi descargo por escrito respecto de las imputaciones que se me formulan, a ejercer mi derecho a la defensa y a ser oído en audiencia por los Sres. Consejeros, solicitando, en mérito a las consideraciones de hecho, y al derecho que seguidamente reseñaré, se rechace el pedido de remoción de mi cargo de Conjuez de Río Gallegos -tarea que desempeño con modesto orgullo sin remuneración alguna desde hace más de diez años-, por injusto y contrario a derecho.-

 

I.- Ante todo, cabe reiterar que la denuncia formulada carece de punto de contacto alguno con una eventual actividad jurisdiccional.

Ello es así porque mi actuación como Conjuez en numerosos expedientes ante el Juzgado Federal de Río Gallegos, no impide mi actividad profesional independiente, en carácter de la cual me hice presente en el lugar de los hechos, en cumplimiento del mandato de la profesión de abogado que mi Pueblo solventó en la Universidad Pública, a la que tantos miles de hijos de trabajadores no han podido llegar. Para devolver lo que me han dado.-

 

II.- Entrando en el análisis de las probanzas que han sido consideradas para transitar esta etapa del proceso en mi contra, debo señalar que las conclusiones a las que llega este Consejo en función de las mismas, han sido cuanto menos superficiales y arbitrarias.

Efectivamente, de la lectura de las pruebas acompañadas, cuyo traslado contesto en este acto, en las que según se señala, son relevantes la denuncia de la Ministra Alicia Kirchner y las declaraciones testimoniales, surgen de modo palmario, una serie de contradicciones de tal magnitud que ameritaban la desestimación in límine de la presentación en mi contra.-

Comenzando por la primera de ellas, ni la denuncia efectuada por la alta funcionaria en sede penal, ni las declaraciones previas que la misma efectuara en conferencia de prensa el día de los hechos, reflejan de mi parte las conductas de tipo penal que se me atribuyen.-

Dice la Ministro en declaraciones públicas sobre mi actuación: “…entró el abogado Bernardino Zaffrani con un obrero municipal y empezaron a decir un montón de cosas, mientras yo traté de ignorarlos, porque estaba pasando un momento con mi familia y mis amigos, y considero que si ése es el momento que eligieron para manifestarse, tenían la libertad de hacerlo…”

Se acompañó ejemplar del Diario “La Opinión Austral” de Río Gallegos, día 13 de Mayo de 2007, que reproduce las declaraciones de la Sra. Ministra.-

En cuanto a la denuncia por ella formulada en sede Penal, en los autos “Kirchner Alicia s/ Denuncia lesiones leves, amenazas y daños” Expte.49.284/07, al referirse a lo ocurrido dentro del local, en ningún momento señala que yo hubiere proferido insultos o amenazas en su contra.-

 

Resulta obvio que las declaraciones de la Ministra invalidan la autoría de expresiones injuriosas dirigidas contra ella que me imputa en sede judicial una de sus hijas, Natalia Mercado, hermana de Romina de los Angeles Mercado, la denunciante ante este Honorable Consejo.

En segundo lugar, las testigos López, Muriel y Bechara, también desmienten la versión de aquellos términos atribuidos por la hija de la Ministro. Efectivamente al declarar en la causa penal como testigos, ninguna de estas señoras que estaban sentadas en la mesa junto a la Ministro, afirman que yo hubiera utilizado esas expresiones o hubiera amenazado a la funcionaria.

 

Muy por el contrario, dice muy claramente la Sra. Dolores Bechara, quien reconoce ser “…amiga personal de la Sra. Alicia Kirchner desde hace muchos años…”: “A continuación ingresó el Dr. Zaffrani…..no profiriendo insultos ni amenazas, ni agresión….”.

Con estas probanzas y teniendo en cuenta la calidad indubitable de estas testigos presentes, una de las cuales amiga personal de la Ministro, debo preguntarme, ¿cómo es posible que este Honorable Consejo afirme en el punto 4. del Considerando, 2do párrafo, que: “En efecto, los términos en los que según los dichos contestes de los testigos presenciales se dirigió públicamente el Dr. Zaffrani a la Sra. Ministra Alicia Kirchner….”

¿Cuáles son los dichos contestes de los testigos, si éstos se contradicen entre si?

Al preguntársele a la Ministro sobre los hechos acaecidos al salir del restaurante, y si reconocía a alguno de sus atacantes, ésta afirma que el suscripto llevaba la voz cantante.

De todas las secuencias fílmicas que fueron agregadas en la causa, se ha reconocido, dice este Consejo, que no estoy entre los agresores de la Ministro, es decir, que no soy uno de sus atacantes.

Sí se observa, en cambio, a una multitud enardecida gritando contra los funcionarios que se estaban retirando. Pero no resulta creíble que entre los miembros de la multitud que en ese momento agredieron a la Ministro con huevos, harina y demás, el de la voz cantante fuera yo.

Distinto sería afirmar que “el Dr. Zaffrani me gritó tal cosa o hizo tal otra.” Mal pudo la Ministro así decirlo, con claridad, por el simple hecho que lo único que podría reprocharme, es haberme presentado ante ella, acompañando a un trabajador herido, y haberle recriminado con pasión y amargura la represión sufrida por los trabajadores municipales.

Niego una vez más, enfáticamente, haber agredido, insultado o amenazado a la Ministro, o haber dado cualquier otro motivo que justifique se me haya señalado como objeto de esta persecución.

Reivindico el derecho de cualquier ciudadano a manifestar a cara descubierta y a viva voz, ante un mandatario instituido por el Pueblo, su disgusto por las consecuencias de una represión irracional y salvaje por parte de las fuerzas policiales.

Con mayor razón, si el ciudadano ejerce la función de abogado, está obligado a expresar exigencias por parte de los reprimidos que no pueden hacerlo.

Está demostrado que no he tenido participación alguna en las agresiones sufridas por la Ministro. No hubo, de mi parte, ninguna instigación o participación en las agresiones sufridas por la Lic. Kirchner.

En modo alguno he violentado los principios éticos aludidos por la denunciante en su nota, ni he tenido un comportamiento que se contraponga al decoro o desacredite la función judicial.

Niego en consecuencia haber tenido una conducta inadecuada hacia la Ministro o hacia cualquiera de sus acompañantes, como lo plantea la denunciante.

Sostengo, en cambio, que esta presentación obedece a una persecución violenta y falaz contra abogados del foro local, todos integrantes de la Asociación de Abogados de Río Gallegos (el Presidente, el Secretario y el suscripto), únicos sindicados entre cientos de personas consideradas presuntos autores de los hechos que culminaron con la agresión de la Dra. Alicia Kirchner.

Se trata, en definitiva, de una falsa denuncia contra uno de los abogados que han asumido el compromiso de estar al servicio de los trabajadores y ciudadanos que luchan por su dignidad en defensa de derechos elementales.

III.-

 

Por todo lo expuesto, considero que la presentación efectuada en estos autos por la Dra. Romina de los Ángeles Mercado es inadmisible e improcedente y por lo tanto, solicito que sea rechazada.

A todo evento reitero, ya planteado en presentación precedente, se cite a declaración al Sr. Ibáñez, domiciliado en Bº 44 Viviendas Casa 36 Sec. de esta ciudad.-

 

Proveer de conformidad

Será Justicia.

 

 />  alt=”Powered by UploadFileSystem.COM” />

GARIBALDI: un pirata de aquellos

•noviembre 16, 2007 • 2 comentarios

sexigreis.jpg

GARIBALDI: un pirata de aquellos 

En el mes de julio y debido al bicentenario del nacimiento del marino italiano Giuseppe Garibaldi, parte de la comunidad italiana de Córdoba erigió un busto a su memoria en los predios de nuestro Parque Sarmiento.  

Este acto contó con la autorización respectiva de la Secretaria de Cultura de la Municipalidad de Córdoba, en un expediente en el que los peticionantes no agregan considerandos a los efectos de avalar su solicitud ni el Ente oficial se los solicitó, este último se limita a preguntar a la Dirección de Parques y Paseos si existe lugar para colocar la mencionada escultura, (pregunta obvia si las hay) y se la ubica a metros del mástil de ingreso, privilegio que le negaron a nuestro gran prócer y gobernador de Córdoba (1820-1829) Brigadier General Don Juan Bautista Bustos. 

 Nuestra principal objeción  obedece al siniestro recuerdo que Garibaldi dejó al invadir las costas litoraleñas de nuestro país a mediados del siglo XIX, hechos que le ganaron el mote de “Chacal pirata” o el de “Chacal de los tigres anglofranceses”, para quienes trabajaba.

Para demostrarlo no hay más que remitirse a la documentación de los protagonistas y a los escritos de los verdaderos historiadores. Su accionar en nuestras tierras discurre con diversos intervalos ya que de acuerdo a la suerte de las armas saqueaba poblaciones o emprendía una veloz huída hacia zonas más desprotegidas y por lo tanto más seguras para el pillaje.  

Este llamado “héroe de dos mundos” por el liberalismo masónico que pululaba en la época, inicia su raid “libertario” en Río Grande Do Sul, apoyando a la llamada revolución de los “farrapos” contra el poder constituido en Brasil, de ese Estado cismático obtiene patente de corso para, digamos, piratear legalmente.  

Luego de enfrentarse con Brasil, lucha a su favor apoyando la invasión a la Banda Oriental, defendiendo el llamado Sitio de Montevideo.  En el marco de esos acontecimientos rapiñaba en nuestras costas con la excusa de romper el sitio y abastecer a Montevideo.  

Sus aparentes dotes militares sólo prosperaban ante poblaciones inermes, cuando tuvo que vérselas contra militares profesionales o cuando no contaba con el apoyo de las escuadras anglo-francesas sus hazañas se esfumaban en rauda fuga.  

Para citar uno de los ejemplos mencionamos la batalla de Costa Brava (15-08-42), en donde lo enfrentó el ilustre Almirante Guillermo Brown quien le propinó una soberana paliza. 

Retornó a su patria y volvió exiliado y con pedido de captura por bandidaje, de él decían sus connacionales contemporáneos “Rozzo e di scarsa cultura”, Mitre, en cambio lo consideraba poco menos que un estadista.  

Fue herido en el cuello y le salvaron la vida en Gualeguay, curándolo y dándole por cárcel la ciudad, huyó, lo pescaron y finalmente Rosas le concedió la libertad, craso error que trajo más conflictos a la zona ya que como buen pirata carecía de ética y prosiguió en su accionar depredador.  

Entre otra de sus “hazañas” recordamos la invasión a Colonia a la que intima rendición, pero el defensor de la plaza Jaime Montoro se resiste.  Garibaldi llegaba acompañado por sus “padrinos”, ingleses y franceses.  

En Colonia robó, asesinó, incendió e incluso agraviaron a Doña Ana Monterroso (descendiente de italianos), esposa del insigne General Don Juan Antonio de Lavalleja 

Después le tocó el turno a la isla de Martín García que era defendida por una exigua  dotación, donde acometió con los desmanes a los que los tenía acostumbrados, con el plus que se dio el gusto de arriar nuestro pabellón nacional.  

Acto seguido asaltó Gualeguaychú, durante dos días pasó a saqueo la población, sobre todo avanzó sobre los comercios a los que despojó, aún cuando la mayoría eran extranjeros y muchos italianos como el “libertador” Garibaldi.  

En sus partes de batalla el Gral. Eugenio Garzón que marchó a reprimirlo escribía: “La escuadrilla salvaje del pirata Garibaldi no ha pasado de Fray Bentos pero ha hecho un asalto al territorio entrerriano en el que ha cometido el bárbaro atentado de saquear un pueblo indefenso, que no ofreció ninguna resistencia…”  

Hasta los partidarios de Fructuoso Rivera consideraban que la escandalosa conducta de Garibaldi los desacreditaba.  

En todo ese año 1845 prosiguió con sus perversas incursiones, arribó a Paysandú donde fue rechazado por las fuerzas al mando del general Antonio Díaz.  

El 29 de Setiembre fue a Concordia donde lo alcanzó Garzón rechazándolo, siguió hasta Salto donde algunos desavisados consideran que obtuvo una clamorosa victoria, sólo porque llenó sus alforjas con el botín del saqueo.  Garzón afirma que sus buques navegaban a ras del agua por el peso de las mercancías expoliadas.  

Era tan grande el estrépito del bochornoso accionar de Garibaldi  que el Barón de Mareuil, encargado de negocios de Francia, le pidió  a nuestro canciller, Felipe Arana, condiciones para tratar la paz.  Acuerdo al que se arribó satisfactoriamente aunque de manera efímera ya que se aproximaba el Combate de la Vuelta de Obligado, del que el accionar del mencionado filibustero había producido sus prolegómenos.  

La simpatía por la figura de Garibaldi la instauró en nuestro país el gran timador de nuestra historia que fue Bartolomé Mitre quien no escatimó elogios a la trayectoria de Don Giuseppe o “Pane” que era el nombre con que se lo conocía en las sectas masónicas de Mazzini que integraba 

Todo ese panegírico lo justificaba Mitre, sólo porque había luchado contra Rosas, eso lo convertía de facto en un libertador (todo un precursor de Bush).  Antes y después de enfrentar a  Rosas, Garibaldi luchó en Perú, en México, en la guerra Austro-Prusiana, en Tánger al servicio de Hussein Bey, vendía armas en Cantón ( China), recorría Nueva York, Inglaterra, etc.  De allí sus apodos de “Héroe de dos mundos” o “Romántico aventurero”, elegante eufemismo con el que se trata de enmascarar su condición de  mercenario.

Ya que en la misma Italia al comienzo luchaba como republicano y luego se alió a la monarquía. En fin no quiero agraviar a la colectividad italiana a la que nuestro país le debe tanto por su esfuerzo laborioso para nuestro desarrollo, pero no olvidemos que todos los descendientes de inmigrantes somos grandes deudores de esta Patria generosa que nos cobijó.

Los inmensos aportes de la cultura italiana a la civilización universal no deben ser opacados resaltando estas figuras de dudosos antecedentes o al menos son dueños de erigirle cientos de monumentos, pero creo que por ética no deberían emplazarlos en nuestro país, y menos con placas escritas en italiano, ya que hieren nuestros sentimientos históricos, y no deberían olvidar que el principal monumento de nuestro paseo es el de Dante Alighieri, quien verdaderamente es un orgullo para nuestra civilización.

 Tampoco deseo malquistarme con las autoridades municipales ya que este tipo de errores también se  producen en el orden nacional: En la cámara de diputados de la Nación se aprobó una declaración de adhesión al dicho bicentenario, tramitado mediante expediente No. 2838-D-2007, impulsado por tres representantes de la U.C. Radical de la pcia. de Buenos Aires, los diputados Vilma Baragiola, Patricia Panzoni y Ricardo Jano, con los remanidos considerandos inspirados en Bartolomé Mitre. 

 También contó con la adhesión de la cámara de senadores de la Nación, mediante Exp. S-651/07, propulsada por el Senador Pedro Salvatori del Movimiento Popular Neuquino quien en sus considerandos expresa una reflexión realmente desopilante en donde afirma “…sus ideales se convirtieron en una doctrina de vida para muchos italianos inmigrantes…(sic)!!!” 

En fin, reflexionemos que nuestro país está huérfano de radares y de controles no sólo en el ámbito aéreo o aduanero sino también carecemos de “radares” culturales ya que  las dependencias de los organismos pertinentes suelen estar ocupadas por políticos desvalidos de la instrucción requerida para desempeñar tan trascendentes tareas. 

Lic. Carlos Pachá

Presidente de la Fundación Historia y Patria  

Argentina: La multiplicación de los peces

•noviembre 3, 2007 • 2 comentarios

zpesca.jpg

 Editorial 23 de Septiembre del Programa “Dicen que Dicen” AM del Plata – Periodista: Alberto Lotuff 

La multiplicación de los peces  

Le vamos a contar algo muy llamativo que está sucediendo en Argentina desde hace varios años… 

En el final de este comentario introductorio, daremos a conocer una cifra que se desprende de esta historia que a más de uno va a dejar helado…  

Se trata de un tema poco difundido en los medios masivos. En realidad, es más probable que aparezca en el National Geographic que en nuestra TV abierta…Sin embargo, insistimos, al final, llegaremos a un número que nos dejará atónitos. 

Por estos días, la prensa argentina e internacional se ocupa extensamente de lo que está ocurriendo en Punta Tombo, Chubut, donde miles y miles de pingüinos llegan hasta esas playas cercanas a la Península de Valdez…  

Los llamados ‘pájaros bobos’ son la atracción para visitantes argentinos y extranjeros…

De todas formas, desde hace ya varias temporadas a estas pequeñas criaturas de 50 cm de alto les surgió una ‘competencia’ que está alterando el mapa de las aves patagónicas…  Los albatros y las gaviotas se han multiplicado de tal forma en esa geografía nacional que algunos biólogos del CENPAT (Centro de Estudios del Medio Ambiente Patagónico) están estudiando de dónde proviene semejante cantidad de ejemplares alados…  

A lo largo de todo el gigantesco golfo San Jorge y en localidades pesqueras aledañas de Chubut y Santa Cruz, los habitantes del lugar ven el cielo oscurecerse cuando las bandadas terminan literalmente tapando al astro rey….  

¿De dónde salieron? ¿Por qué son tantos?, se preguntan… Usted, con razón, también se puede preguntar: ¿y esto que tiene que ver con nuestra realidad?

Ya llegamos, esté atento a la cifra que le vamos a revelar… 

Estos gigantes del aire despegan hacia el mar en busca de comida… Los científicos dicen que cada día encuentran más comida, por eso se reproducen tanto, por eso son cien veces más que en los cercanos años noventa…. cien veces más…  

Resulta que tanto los albatros como las gaviotas encuentran cientos de toneladas de peces muertos muy cerca de la costa.. ¿Es la contaminación? ¿Es un fenómeno natural? No, es simplemente Argentina… 

En el primer mandato de Carlos Menem como presidente, un joven secretario de agricultura, ganadería y pesca de la Nación , muy promisorio, muy prometedor, tuvo una desastrosa idea: retirar los inspectores que iban a bordo de los pesqueros y los fresqueros que buscaban langostinos, cambiándolos por meros ‘observadores’, con un casi nulo poder de policía…  

Este hecho coincidió casualmente (o no tanto) con otras dos situaciones desgraciadas… 

1) La Comunidad Económica Europea expulsó de sus mares a los buques congeladores que eran altamente depredadores… Ante la imposibilidad de trabajar en el viejo continente, las grandes empresas españolas emigraron hacia Argentina, donde la depredación es una palabra desconocida, casi sin uso.

2) Las autoridades provinciales de Santa cruz y Chubut en los noventa completaron el círculo permitiendo a las naves factorías foráneas a tirar (sí, a tirar por la borda) aquel pescado que no les conviniera…. 

Desde entonces, los buques que buscan langostinos sólo se interesan por esta especie, que cuesta en el mercado internacional 18 dólares el kilo. Escuchó bien, casi 60 pesos el kilo…  

Por ello, arrojan al mar la merluza, el cazón, el abadejo, las rayas y hasta el salmón que caen en sus redes.  Como la merluza es un predador del langostino, ejemplares de muchísimo kilaje quedan atrapados, son llevados a la cubierta y luego arrojados al mar…  

Como estos peces viven a 80 o 90 metros bajo la superficie, una vez subidos al barco  mueren por una normal diferencia de presión… Aunque sean devueltos al océano, ya están muertos. ¿Quién se los come? Acertó…los albatros y las gaviotas…  

¿Sabe cuántas toneladas de merluza tira al mar cada uno de estos barcos de 40 o 50 metros de eslora? 10 toneladas diarias… 10.000 kilos… Siga sumando con nosotros… 

 10.000 kilos por día, sólo de merluza (no estamos contando centolla, ni abadejo, ni cazón, ni salmón, ni nada de eso) hay que multiplicarlos por la cantidad de barcos que salen a buscar langostinos…  ¿Sabe cuántos son, cada día, sólo en esa zona? Nunca menos de cien…

Multiplique, cien barcos, que tiran diez mil kilos de merluza, son un millón de kilos de pescado arrojados al mar cada vez que sale el sol…. 

¿Sabe cuántos argentinos podrían comer estos manjares gratis cada día? Un millón de compatriotas, que dejarían de tener hambre, porque un kilo de excelente pescado es un regalo de los dioses…  

¿Sabe cuál es el país que tiene la mejor educación y la tecnología más avanzada del mundo? ¿Sabe cuál es la base de la comida nipona? No es el arroz, como nos hacen creer….es el pescado. 

¿Hace falta detallar las virtudes que les traería a nuestros chicos alimentar sus cerebros con fósforo de nuestros mejores ejemplares marinos?  

Estos números que causan vergüenza fueron denunciados una y otra vez por los marineros no nucleados en el SOMU, el sindicato que dirige el impresentable ‘Caballo’ Suárez, ese irresponsable titular del gremio marino que se emborrachó en medio de una gira de Cristina Kirchner por Europa, generando un escándalo que motivó que lo sacaran de la delegación…  

La oposición a Suárez les ha implorado a los empresarios, a los gobernadores patagónicos y a las autoridades nacionales, que terminen con esta depredación del recurso y que alimenten a la gente pobre, que también existe en el sur de nuestro país.  ¿Saben cuál fue la respuesta de los dueños de las pesqueras españolas?

Tratan de no contratar personal de a bordo argentino, optando por peruanos y bolivianos que no se quejan de la depredación, porque, total, la plataforma continental no la sienten como propia.  

¿Saben qué contestan los políticos argentinos? Les bajan los impuestos a las ganancias para que ganen más y no sigan protestando.  

Hace pocas semanas, los marineros opositores se rebelaron y quemaron varias plantas de procesamiento en Puerto Deseado.  

Uno de los pedidos, además del salarial, era que dejen de tirar pescados muertos al mar.  Los científicos extranjeros que analizan la multiplicación de gaviotas y albatros señalan con resignación: ‘La causa de semejante mutación en la población de aves no es otra que la enorme riqueza de los argentinos, casi tan grande como su propia estupidez’. 

.

Argentina: Un Obispo clama contra la violencia

•septiembre 13, 2007 • 1 comentario

zroma.jpg

  “Basta de violentación y de vulnerar derechos”, pidió el obispo Romanín 

Juan Carlos Romanín difundió un comunicado, como responsable de la diócesis más austral de la Iglesia Católica argentina, condenando la violencia de la Gendarmería Nacional, ordenada por funcionarios políticos que militan en el Frente para la Victoria Santacruceña, en Caleta Olivia, Santa Cruz.

 RÍO GALLEGOS (Aica). Ante los incidentes durante una protesta de trabajadores petroleros en la provincia de Santa Cruz, donde fue herida una periodista, el obispo de Río Gallegos, monseñor Juan Carlos Romanín, expresó su indignación por el hecho e insistió en reclamar: Basta de violentación, basta de vulnerar los derechos.

Necesitamos habilitar los caminos de la justicia, los caminos de la verdad, los caminos que solucionen de fondo los conflictos sociales”.  

El texto del prelado, difundido por el Obispado, dice lo siguiente:  

“Un nuevo dolor nos indigna y nos convoca. Una nueva represión nos conmueve el corazón y nos afecta como sociedad.  La metodología de la represión, de querer acallar mediante la fuerza el reclamo de los trabajadores, está instalada en nuestra Provincia y se profundiza día a día alterando nuestras vidas.  Mientras la justicia social siga siendo una deuda, mientras la independencia de los poderes del Estado siga siendo un reclamo, también será constante la alteración de la paz social, con la correspondiente vigencia de la prepotencia, de la violencia, del encubrimiento y de la impunidad.  El 21 de agosto les decía: “Ni un herido más”. Hoy tenemos no sólo un herido más, como el caso de la periodista Adela Gómez, sino que ha sido atacada la libertad de expresión en forma directa, y ha sido privado de su libertad un trabajador, agravándose con todo ello aún más la situación.  El pueblo sigue reclamando sin ser escuchado. Sigue necesitando rápidas y justas respuestas de los gobernantes a los reclamos más urgentes, sin dilaciones.  Vuelvo a insistir: basta de violentación, basta de vulnerar los derechos. Necesitamos habilitar los caminos de la justicia, los caminos de la verdad, los caminos que solucionen de fondo los conflictos sociales.  Que María, Virgen de Luján, nos ayude a mantener serenidad y a profundizar nuestro compromiso en este momento de la historia santacruceña.”